Sin duda alguna, una vivienda vacacional puede ser la mejor opción para alojarte durante tus vacaciones. Bien porque quieres estar a tu aire, o bien porque quieres integrarte con la población local o ahorrarte algo de dinero, una vivienda turística es siempre una buena opción. Pero  ¡ojo!, hay que tener cuidado a la hora de elegirla porque la que por internet parecía ser la casa de tus sueños puede ser en realidad un infierno y arruinar tu estancia.

La relación con el anfitrión

La primera impresión es la que cuenta dicta la sabiduría popular y la primera impresión la vas a recibir de la persona que te reciba a tu llegada. Recuerda, no es lo mismo intercambiar un par de frases por email que el trato directo en persona y tu anfitrión puede no ser el habitante más simpático de la ciudad.

Esto se puede agravar en el caso de que resida en la misma vivienda y te vaya a hacer compañía durante tu estancia. Claro que en ese caso al menos lo tendrá a mano si algo falla, porque hay anfitriones a los que se traga la tierra cuando más te hacen falta. Lo primero que aprenderás en español será “el número que ha marcado no se encuentra disponible”, mientras recoges el agua que sigue expulsando la lavadora.

aruinar tu estancia comunicación

Pero puedes tener suerte y que te toque el mejor de los anfitriones y que sólo tenga una pega, que no sabe inglés. Entonces te ves agarrado al Google Translator como única tabla de salvación e intentas pronunciar con cuidado, mientras que la otra persona te dice “yes, yes” mientras asiente con una amplia sonrisa en la cara como si te comprendiera. Tú tampoco le ibas a exigir que fuera bilingüe, pero por lo menos si le dices soap que no te traiga un sobre de Gallina Blanca.

La decoración no es la esperada

Lo segundo que llamará tu atención será la decoración de la casa. Tú la elegiste precisamente por eso, te encantaban los muebles con los adornos justos y colocados elegantemente, el sillón de diseño, la mesa de té con su jarrón de flores naturales y las cortinas que enmarcaban el amplio ventanal con vistas a la playa.

arruinar tu estancia decoración no esperada

Pero atraviesas la puerta y empiezas a creer en los milagros, en los de Photoshop más concretamente. Son la misma habitación y los mismos muebles pero la escena no es la misma. Los adornos han desaparecido, las flores con suerte serán de plástico, el sillón ha sufrido el paso del tiempo, al igual que las cortinas. El ventanal si está pero con las persianas bajadas y averiadas, adiós a tus desayunos en la terraza.

La falta de de confort sí que puede arruinar tu estancia

Intentas sacar el lado positivo de las cosas, que la casa sea fea no te va a arruinar tu estancia. Lo importante es que sea cómoda, claro que todavía no has descubierto que el sofá está desfondado y que lo más cómodo que vas a tener para descansar van a ser unas genuinas sillas de plástico blanco.

arruinar tu estancia confort incomodidad

Tampoco has probado el colchón de la cama, no es ya que sea duro, sino los bultos que se reparten por toda la superficie. “Quizás sean ergonómicos y me ayuden con el dolor de espalda”, te consuelas.

Pero todavía te quedan más descubrimientos como que el aire acondicionado se te averiará a las cuatro de la tarde en plena ola de calor o el duelo que mantendrás cada mañana con el regulador de la temperatura del agua en la ducha, la opción templada no existe.

Falta una limpieza en profundidad

Otro aspecto que puede arruinar tu estancia es la limpieza. Al entregarte las llaves de la vivienda parecía que todo estaba limpio pero poco a poco vas notando una cierta sombra blanca que se proyecta sobre la superficie de los muebles, vaya no eran grises, es una uniforme capa de polvo que lo envuelve todo.

arruinar tu estancia limpieza deterioro

El dueño de la vivienda te había advertido que durante tu estancia mantener la casa limpia era tu tarea, pero no sabías que incluía la suciedad heredada. Pero el polvo será tu único problema, bueno, al menos que mires bajo la cama, detrás de los muebles o inspecciones la parte baja de la cortinilla de la ducha.

El ruido no te deja descansar

Cuando se viaja, normalmente durante el día no se para de un sitio para otro conociendo la ciudad, disfrutando de la playa o saliendo de fiesta. Por eso es vital conseguir descansar placenteramente por las noches. Pero, claro, has olvidado que estás en España, en el centro de una ciudad turística y los bares están abiertos y la gente bebiendo y, lo que peor, charlando a voces bajo tu ventana. Es más, en los bajos de tu edificio está uno de esos bares y aunque por  imperativo legal está insonorizado notas una leve pero insistente vibración y un zumbido bajo el suelo de tu dormitorio.

Cuando por fin cierran los bares piensas que vas a conciliar el sueño, pero tu vecino te gana la partida y comienzan los ronquidos. “Ya descansaré mañana por la mañana”, piensas. Iluso. A las claras del día tu vecino, esta vez el de arriba, empieza la jornada y te aprendes de memoria el sonido de sus pisadas. Lo peor no es eso, lo peor es que se ha levantado temprano porque vienen los albañiles a reformarle el cuarto de baño. De esto último te enteras cuando empiezan a dar martillazos y a recortar azulejos.

arruinar tu estancia ruido descanso

Te das por vencido y te echas a la calle y olvídate de la siesta, en España se trabaja hasta bien entrada la tarde. Ahora echas de menos a esa señora que el año pasado, cual Omaíta, te molestaba llamando por la ventana al nieto a la hora de la merienda.

Una buena solución

Supongo que después de leer este artículo se te habrán quitado las ganas de alquilar una vivienda, pero no era esa nuestra intención. No queremos arruinar tu estancia antes de que comience. Hemos reunido todos los horrores posibles en un solo artículo y no creemos que nada de esto te vaya a pasar. Solo queríamos hacerte ver la importancia de saber elegir entre toda la oferta que vas a encontrar por internet y en la medida de lo posible lo mejor será que te pongas en manos de profesionales.

Y si eres propietario puedes ver que contentar a tu clientela conlleva una gran responsabilidad. Quizás necesites ayuda, nosotros te la podemos dar.

Resumen
Fecha de publicación
Nombre
5 aspectos que pueden arruinar tu estancia en una vivienda vacacional
Valoración
51star1star1star1star1star

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies